noticia

El vestir, la voz y los movimientos corporales son lo que definen la imagen que los demás se formen de nosotros. Aunque suene prejuicioso, la primera impresión es la que cuenta y suele ser la que perdura y trasciende en los demás, por ello se debe trabajar y conocer las vías adecuadas para crear una marca personal.

En la Conferencia Estrategia de Empleabilidad y Marca Personal organizada por Psycoempleo, Bolsa de Trabajo de Psicología de la Universidad de San Martín de Porres el pasado mes de octubre, se explicó a los alumnos de pregrado y egresados asistentes sobre cómo crear una marca personal y cuáles serían los beneficios que esta aporta en su desenvolvimiento profesional.

Y es que, según afirmó el ponente Michael Vidurrizaga, psicólogo con más de 15 años de experiencia en el área de Recursos Humanos, el cómo se desempeña uno dentro de su área de trabajo es lo que forma la percepción que tienen los demás de nosotros mismos. “Nuestra imagen personal es nuestra huella digital”, sostuvo el Director Gerente de Gama Consulting.

Para el psicólogo Vidurrizaga, la marca personal sirve para que el profesional pueda ser recordado, abriendo oportunidades en el ámbito laboral y convertirse en el Top of Mind del segmento del mercado al cual pertenece.

Las redes sociales se convierten en la carta de presentación del profesional para la mayoría de empresas en la actualidad. Vía LinkedIn, Blogger, Facebook, Twitter,…el profesional se va posicionando y creando una marca personal. “En el mundo laboral el que no tiene LinkedIn es como si no existiera’, señaló.

“La marca personal sirve, primero, para desarrollarme personal y profesionalmente donde me va a generar ingresos, y luego, en el Top of Mind que es cuando una persona habla de un tema o de un área en específico y tu nombre está en él”, concluyó el especialista en gestión de personas.